Añoranzas

Laisser un commentaire
Non classé

Es 1 de julio y hoy ha hecho cuarenta grados. Los franceses lo llaman la canicule y yo, por una vez, siento que voy acorde con la estación.
El olor del asfalto al sol que rezuma en el ambiente, las noches en las que no entra el aire por la ventana, los mosquitos y la gente hablando del calor que hace en cada conversación.
Me recuerda a mi madre entrando en casa y repitiendo “¡qué calorina, qué calorina!” mientras se quita los zapatos.

Supongo que eso son las raíces.

Ava está tumbada panza arriba debajo de la ventana, intentando captar esa brisita que no corre. La gente se ríe en la calle. Huele a verano y a sol, se intuyen las vacaciones y hoy hemos comido helados en el trabajo.  Son las diez de la noche pero aún es de día. Mientras recojo la cocina un trompetista en la calle toca Cumpleaños feliz.
Creo que nunca me había sentido tan cerca de casa.

Publicités

The Author

Soy un cordero con piel de lobo

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s